SANTA CLARA DE COBRE

Santa Clara del Cobre
En su nombre lleva la tradición

Texto: Claudia Arvide Méndez

Rodeada por los cerros De la Cantera, San Miguel, Zurapio Pelón, San Lorenzo y Guayamel, a 2,280 metros sobre el nivel del mar, en el sistema volcánico transversal, Santa Clara del Cobre (cabecera municipal de Salvador Escalante), es un pueblo de origen prehispánica, cuando sus habitantes, dedicados a trabajar el cobre, rendían tributo al señorío purépecha.
Se localiza al centro del estado. Limita al norte con Pátzcuaro, al este con Huiramba y Tacámbaro, al sur con Ario de Rosales, y al oeste con Zitácuaro, Taretán y Tingambato, y se encuentra a 79 km de distancia de Morelia, capital de Michoacán, con una superficie de 487.98 km².
Su plaza principal, con un hermoso kiosko engalanado con una gran olla de cobre, te llevará al pasado con la típica arquitectura colonial que la rodea. Alrededor encontrarás varias tiendas artesanales en sus portales que exhiben muy diversos objetos elaborados con este metal. Acude a ellas (recomendamos La Bodega Artesanal), y disfruta la tranquilidad del pueblo desde una de las bancas de la plaza.

Talleres artesanales
Originalmente, Santa Clara fue habitada por el pueblo purépecha, que descubrió ahí el mineral que que la caracteriza y desarrolló técnicas para trabajarlo. Tanto en Santa Clara como en sus alrededores, los antiguos indígenas de la región martillaron el cobre para crear artículos utilitarios, adornos, como cascabeles zoomorfos, bezotes, aretes y otros instrumentos, como hachas y cuchillos.
Hoy, sobre las calles José María Morelos y Pino Suárez encontrarás los talleres de mayor tradición en el arte del martillado y podrás admirar la destreza de los maestros artesanos, además de adquirir alguna de sus obras de arte.

Museo Nacional del Cobre
Como podrás suponer, Santa Clara del Cobre cuenta con una rica tradición orfebre que data incluso desde antes de la conquista y que con la llegada de Vasco de Quiroga se arraigó incluso más y aún se utilizan técnicas antiguas. El Museo Nacional del Cobre te narrará la historia de esta rica tradición desde las primeras manifestaciones de los artesanos purépecha, e incluso podrás admirar en vivo cómo se trabaja tan valioso mineral.

Nuestra Señora del Sagrario
El Templo de Nuestra Señora del Sagrario está dedicado a Santa Clara de Asís, patrona de los artesanos, y su interior está adornado con bellos candelabros de cobre y milpas de maíz del mismo metal en las columnas frontales.
Al otro lado de la calle se encuentra el Templo de la Inmaculada Concepción, erigido en el siglo XVII. Junto a él, la Huatápera se mantiene como la capilla más antigua del pueblo, en cuyo interior se pueden admirar dos imágenes en pasta de caña que representan a Santa Clara y a San Francisco.
En las cercanías de Santa Clara del Cobre ya no hay minas, aunque las hubo pero se agotaron, motivo por el cual ahora se recicla la materia prima de cables, circuitos electrónicos y tubos de plomería, principalmente, labor para la existen varias empresas fundidoras que realizan el proceso de derretir y depurar el material que más tarde será ocupado por los artesanos.

Casa del Artesano
La Casa del Artesano es una sencilla y singular escuela donde se imparten los conocimientos que exige el oficio a niños y jóvenes interesados en esa labor. Los profesores cuentan que grandes maestros artesanos han salido de esta escuela, aunque muchos otros se formaron directamente en el trabajo diario de los talleres. Debe destacarse que en esta localidad más del 80% de la población económicamente activa se dedica al trabajo con cobre, sin duda una tradición que se cultiva de generación en generación.

Biblioteca José Rubén Romero
La Biblioteca Pública Municipal José Rubén Romero Lleva debe su nombre a quien escribiera la conocida novela La vida inútil de Pito Pérez, un pintoresco personaje oriundo de esta comunidad que, según cuentan, nació en esta vieja casona del Centro de Santa Clara.

Zirahuén
Nada más recomendable para los fines de semana que ir por la mañana al Lago de Zirahuén: en los puestos de comida en el muelle se pueden probar los típicos charales y las corundas.
Después es obligado acudir al Parque Zirahuén Forest & Resort para elegir entre diversas actividades recreativas, como recorridos en kayak, pesca deportiva y tirolesa sobre el lago.
Los más visitantes más atrevidos pueden internarse en el bosque y caminar por puentes colgantes, a caballo o en bicicletas de montaña y cuatrimotos.

Portal Hidalgo
Y no te pierdas el Portal Hidalgo, donde se encuentran conocidos restaurantes donde podrás saborear la el arte culinario purépecha, la deliciosa sopa tarasca, el pescado capeado estilo Michoacán, o las tortas de tostada, el borrego relleno y las inigualables carnitas.