SAN CRISTÓBAL DE LAS CASAS

San Cristóbal de las Casas
El Más Mágico de los Pueblos Mágicos

A poco más de dos mil 100 msnm, en el Valle de Jovel, y rodeada por montañas cubiertas de bosques de coníferas en el centro del estado de Chiapas (México), se encuentra San Cristóbal de las Casas en una región donde el clima es templado y se presentan lluvias abundantes durante todo el año.

San Cristóbal de Las Casas, cabecera del municipio homónimo, es el mayor centro urbano de la región de Los Altos de Chiapas y el tercero más grande del estado, después de Tuxtla Gutiérrez y Tapachula.

La ciudad fue fundada en 1528 con el nombre de Ciudad Real de Chiapa por Diego de Mazariegos y un grupo de colonos de españoles, tlaxcaltecas, mexicas, zapotecas, mixtecas y quichés en tierras obtenidas tras derrotar a los tzotziles.

Durante la Colonia fue cabecera del poder español en la provincia de Chiapa, entonces dependiente de Guatemala, y en la actualidad es una ciudad cosmopolita, considerada la capital intercultural de Chiapas, además de ser la principal localidad turística del Estado.

Más que maravillosa

En 2003 fue incluida en el programa Pueblos Mágicos por la Secretaría de Turismo de México, gracias a sus notables manifestaciones socioculturales y arquitectónicas, hasta que se le otorgó el reconocimiento a la Diversificación del Producto Turístico Mexicano, en 2010 y 2011, con lo cual se consolidó como El Más Mágico de los Pueblos Mágicos de México.

El estado de Chiapas se localiza en el sureste de país. Colinda al norte con el estado de Tabasco, al oeste con Veracruz y Oaxaca, y al sur con el Océano Pacífico y la República de Guatemala.

Ubicada a 46 km de Tuxtla Gutiérrez, San Cristóbal de Las Casas es una ciudad cuya riqueza radica en su diversidad étnica y su tradición colonial que muestra sus tesoros arquitectónicos en numerosas edificaciones de los siglos XVI, XVII y XVIII.

Andador Eclesiástico

El “Andador” es una obra que se propone conjuntar la arquitectura de la época virreinal de San Cristóbal de las Casas con la modernidad del siglo XXI, integrando una armonía visual. Es una amplia avenida peatonal diseñada para disfrutar de un paseo de Iglesia a Iglesia y que obliga a transportarnos por la antigua Ciudad del Valle de Jovel para disfrutar de su clima inmejorable y de la convivencia pluriétnica, fortalecida a través de los siglos, además de permitir apreciar de manera plena la riqueza de sus monumentos históricos.

Es uno de los principales Andadores Turísticos de la ciudad, diseñado alrededor de un tapete maya, símbolo del encuentro y el mestizaje, entre Santo Domingo y la Plaza de la Paz, y los caracteres cristianos entre el Arco del Carmen y la misma Plaza de la Paz.

A la vera de Andador se ubican algunos de los monumentos principales de la ciudad, como el Arco del Carmen, la Casa de Artesanías, la Escuela de Derecho, el Palacio Municipal, la Catedral, el Parque Central, el Teatro Zebadúa, la Iglesia de la Virgen de la Caridad, el Ex Convento de Santo Domingo, además de ofrecer artesanías, joyería, textiles, cafeterías, bares, exposiciones culturales, entre otros atractivos espléndidos.

Catedral de San Cristóbal Mártir

Su primer Obispo fue el dominico Fray Bartolomé de las Casas. La construcción se inició en 1528 y fue llamada Catedral de San Cristóbal Mártir. El edificio original sufrió algunas modificaciones y fue reconstruido en el siglo XVII. Su fachada data del siglo XVIII, y es de estilo barroco con una profusa decoración con base en motivos vegetales, realizados en argamasa, que rodean nichos donde se aprecian las esculturas de San Pedro y San Pablo, entre otras.

El interior conserva interesantes piezas de arte, como el púlpito, obra del siglo XVI; el Altar de los Reyes; dos retablos de estilo barroco salomónico, y pinturas con temas religiosos.

Parque Central “Manuel Velasco Suárez”

La plaza mayor de San Cristóbal de Las Casas es el centro de las actividades cívicas, comerciales y del suministro de agua desde la época virreinal, pues antaño existió una ahí una fuente para ello.

Hoy en día la plaza muestra un kiosco de principios del siglo XX que aún es el centro de la actividad social de la ciudad.

La Plaza 31 de marzo, recientemente renombrada “Manuel Velasco Suárez”, es el parque central, donde se encuentra el Palacio Municipal. Colinda hacia el poniente con el Parque de los Héroes (mejor conocido como “Parque de los Arcos”), y al norte con la Plaza de la Paz, frente a la Catedral.

Esta plaza ha tenido ocho nombres durante su existencia: Plaza Mayor, Plaza Principal, Plaza del Mercado, Parque Benito Juárez, Parque de la Federación, Parque “Vicente Espinosa”, Plaza 31 de Marzo y Parque “Manuel Velasco Suarez”.

Los Humedales

Inaugurado el 24 de noviembre de 2007, el Parque Eco-Turístico de Los Humedales es el primero en su tipo en el país que rescata la ciénega y preserva el hábitat natural de la zona.

Ofrece restaurantes, juegos infantiles, estacionamiento, laguna, lanchitas y patines acuáticos.

El Arcotete

Es un impresionante arco de piedra natural que el río Fogótico que rodea a San Cristóbal de las Casas labró durante cientos de años. En su formación también influyeron las antiguas cuevas que quedaron al descubierto por los efectos de la erosión y los derrumbes.

En sus cavidades hay estalactitas y retorcidas formaciones pétreas. Su nombre se debe a la leyenda que cuenta que el soldado francés Jean Françoise D´Arcotete se quitó la vida cuando fue rechazado por una mujer de la que estaba enamorado.

Este inigualable paraje se ubica a escasos 4 km al noreste de San Cristóbal de las Casas, dentro del parque recreativo El Arcotete, espacio turístico donde se practican el excursionismo y el campismo.

Fiesta en San Cristóbal

La celebración de la Fiesta de San Cristóbal se lleva a cabo del 16 al 25 de julio, y la fecha del Festival Barroco Internacional Cervantes es variable, a finales de octubre, cuando se realizan eventos culturales y artísticos que atraen a gran número de visitantes.

Por otra parte, la Feria de la Primavera y de la Paz incluye desfiles, juegos mecánicos y concursos, conciertos y eventos culturales, así como en los festejos del Carnaval, cuando durante la semana de festejos se llevan a cabo rituales de purificación, y cada 31 de marzo se celebra la fundación de la ciudad con desfiles, juegos pirotécnicos y música de marimbas.

Amanece

En los amaneceres del invierno en San Cristóbal lo verde se torna blanco por la escarcha que blanquea bosques y maleza. El sol corta la neblina y ahuyenta el frío para que los indígenas salgan a moler café. Los visitantes inundan los restaurantes para desayunar un típico café chiapaneco y prepararse para el mejor día.

En pocas horas se encienden los colores de la ciudad, los patios de las casonas coloniales y las calles se llenan de flores y mercancía.

Al mercado indígena llegan grupos de tzotziles y tzeltales, principalmente, se distinguen por su vestimenta y lenguaje, pero entre todos sobresalen los indígenas que provienen de Zinacatlán y San Juan Chamula, pueblos ubicados a escasos kilómetros de San Cristóbal de las Casas.

Ecoturismo

Por otra parte, los alrededores de San Cristóbal de las Casas esconden bellezas espectaculares, como las Grutas de Rancho Nuevo y el Parque Nacional.

Lagunas de Montebello, éste último pródigo en lagos transparentes rodeados de bosques.

De compras

En San Cristóbal de las Casas hay muchas artesanías y tejidos para escoger, ya sea en los mercados o bien en los grandes o pequeños negocios ubicados en la Avenida Real de Guadalupe, donde realmente se puede comprar bueno, bonito y barato.

Butifarras y tachilhuil en chalupas

Los platillos principales de esta ciudad son, en cuanto a entradas se refiere, sopa de pan, butifarra, embutidos, chalupas, longaniza, chorizo, palmito, tachilhuil, cueza, baldada.

En lo que a platos fuertes concierne sobresalen el asado coleto, guajolote en mole, chanfaina, cecina de res, costilla de puerco adobada y carne salada.

En cuanto a los dulces típicos debemos mencionar al amaranto, los nuégados, caramelos de miel, trompadas, melcochas, turrón, entre otros, y entre las bebidas figuran la mistela, el posh, cervecita dulce, arroz con leche, champurrado, atoles y café de olla, y finalmente los tamales son de azafrán, bola, mole y coco, que juntos redundan en una experiencia inolvidable.